Masaje terapéutico armonizador

Es una terapia de contacto a través del cual el terapeuta emplea el sentido del tacto, en primer lugar, para diagnosticar la condición fisiológica general de la persona a quien está dando el masaje, en segundo lugar, para tratarlo y calmar su sistema nervioso mejorando la función de su sistema linfático cuya tarea es mantener al cuerpo libre de toxinas y dando a su vida el relajante poder del sentido del tacto que estimula y gratifica emocionalmente y cuyo objetivo es relajar, disminuir el tono muscular y armonizar los centros energéticos (chakras) a través de un contacto suave y delicado por parte de la persona que lo realiza y que complementa con el uso de aceites esenciales e instrumentos para lograr identificar a través del sonido cual o/y cuales centros energéticos u órganos importantes se encuentran afectados (Sonoterapia).

¿Qué efectos produce el masaje terapéutico?

  • Afecta positivamente el nivel de energía y la salud general del receptor.
  • La piel y la capa subyacente a ella procesa las sensaciones a través de una elaborada red de receptores táctiles, situados sobre y bajo la piel, la sensación se transmite al organismo y el cerebro en forma de descargas eléctricas naturales.
  • Mejorar la función de las glándulas, órganos y nervios mientras relaja los músculos y proporciona una sensación emocional y positiva.
  • El masaje estimula la limpieza de toxinas del organismo.

¿Cuándo no es conveniente un masaje?

Hay problemas de salud en los cuales el masaje está contraindicado. El masaje estimula el flujo de la sangre y de la linfa y aunque este proceso comienza la limpieza de todo el organismo, también puede subir la temperatura o extender una infección. Sin embargo, una vez la persona se haya curado, la técnica del masaje puede ayudar a restaurar la vitalidad y a reconstituir sus tejidos.

Usted debe posponer su masaje y la consiguiente terapia si padece de los siguientes trastornos

  • Cáncer
  • Enfermedad cardíaca
  • Operación seria reciente
  • Herida abierta
  • Fiebre
  • Infecciones bacterianas o viral como neumonía o influenza
  • Nauseas

Sesiones: Dependerá de la primera evaluación
Duración:

  • 45 minutos solo espalda
  • 60 minutos cuerpo completo