Hacia el bienestar en tiempo de stress

Nuestro organismo requiere un ritmo entre el tiempo dedicado a esfuerzos v/s trabajo y el tiempo para recargarnos de energía. El reencuentro con la armonía entre el cuerpo, la mente y el espíritu es un proceso individual y el conectarse con lo que sentimos es fundamental en el bienestar.

La vida es un viaje maravilloso cuando estamos en perfecto equilibrio, porque podemos tomar el obstáculo como la oportunidad para crecer y aprender para nuestra evolución personal. Las experiencias a lo largo de este viaje serán muchas, todos los días tenemos desafíos y enfrentamos al mundo para desarrollar las habilidades que tenemos y que a veces no somos capaces de reconocer.

Así como el río encuentra desiertos a su paso, también nosotros los encontramos y el desafío es cruzar y su travesía nos obliga en ocasiones a replantearnos la vida entera. El miedo es el peor enemigo que podemos encontrar en el camino y el EGO muchas veces no nos deja escuchar al corazón escuchando solo la razón. Como el río que muere en las arenas, así también nosotros ofrecemos resistencia a los cambios que la vida nos depara y gastamos energías inútiles intentando alargar situaciones ya muertas. Como el rio finalmente deberíamos abandonar lo que ya no podemos solucionar, perder el miedo a perdernos y adquirir la confianza necesaria en la vida, sabiendo que toda trasformación viene acompañada de más vida y crecimiento.

El bienestar es posible alcanzarlo a pesar del stress que podamos vivir en un mundo con una sociedad que se siente enferma, sin energía y vitalidad. Cada vez más, estamos necesitando de espacios y momentos para el reencuentro con nosotros mismos y eso es posible si empezamos a escucharnos/te, a sentir/te, amar/te, observar/te.

La madre tierra esta esperándonos para recibirnos y entregarnos la energía de la tierra, el sol nos carga de energía, el agua de los océanos nos limpia y el aire es el aliento de la vida para seguir existiendo.

Cuando  puedas camina descalzo por el parque sintiendo a la madre tierra en tus pies o por la playa en solitario y podrás sentir tu inmensidad, nútrete de personas y pensamientos positivos y alimenta a tu cuerpo físico con alimentos saludables para ti, escucha el canto de los pájaros, el viento, la música que nutre tus sentidos …solo así podrás recobrar el bienestar, porque este viene desde el equilibrio entre tu interior y como un rio fluye en perfecto equilibrio entre afuera y adentro.

Un abrazo de luz

Sat Nam

12 septiembre 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *